“Si las personas con discapacidad no ejercen su sexualidad es una profunda injusticia que no debemos avalar de ninguna forma”

Con una amplia convocatoria, en la tarde del viernes 26 de octubre, en las instalaciones del Copaipa, se realizó el seminario “Sexuales por hechos y por derechos, a cargo de la Profesora Silvina Peirano. Desde este espacio de formación, se buscó desconstruir y repensar las sexualidades de las personas con discapacidad y el conjunto de prácticas que impiden su ejercicio como derecho humano. Participaron del evento profesionales de la educación, estudiantes universitarios, miembros de ONG y fundaciones, y familiares de personas con discapacidad.
Luego de la apertura a cargo de la coordinadora de la comisión, la Doctora Cecilia Gramajo, Silvina Peirano inició el seminario problematizando los prejuicios y mandatos sobre las personas con discapacidad. Al respecto, explicó que “las personas suelen crear películas que no tienen que ver con la realidad, y que se les atribuye a las personas con discapacidad. En ese sentido, expresó que se les impone una sola sexualidad que se manifiesta en preceptos como: “que solo se puede tener una sexualidad desde el amor, que debe tener una familia, que esa familia debe procrear y ampliarse, una imagen hetero-normativa de cómo vivir los procesos de sexuación”. El asunto no es preguntarse si las personas con discapacidad tienen sexualidad, sino cómo ellas tienen acceso a la sexualidad, en todas las instancias de su vida.
Entre alguna de sus recomendaciones expresó que “a La diversidad sexual, que ha tenido una instancia de ampliación de derechos más profunda que los derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad, le debemos ampliar todas las diversidades humanas y su riqueza. Entre ellas la discapacidad”. Para ello, no debemos educar en una sola forma de ser sexual, sino en las múltiples formas de la sexualidad para las personas con discapacidad. En ese sentido, “toda educación sexual tiene que ser accesible en igualdad para todas las personas”.
Por otra parte, afirmó que la discapacidad no es una enfermedad. “si pensamos que son personas enfermas, que viven en el sufrimiento, la angustia, no hay posibilidades de erotismo. Un cuerpo que duele, que ha sido ocultado, un cuerpo que dice: yo no soy atractiva; esos son los cuerpos que hemos patologizado. Además, y en relación a lo anterior, afirmó que
La sexualidad tiene raíces profundas con la intimidad. Y si hay algo que le hemos quitado a las personas con discapacidad es su intimidad, no solo la intimidad, sino también la privacidad.
Sobre la sexualidad como derecho aseguró que “todas las personas somos sexuales, sexuados y eróticos. La sexualidad nos iguala, la sexualidad ocurre y no puede dejar de ocurrir. Pero lamentablemente cuando la ejerce una persona con discapacidad suele verse como síntoma y no como signo; por lo que hay que hacer con este colectivo es un verdadero acto de justicia erótica, devolverle a las personas con discapacidad su sexualidad”.
Al finalizar esta idea afirmó: “podemos pensar a la sexualidad como un hecho, como un acto político de decisión sobre el propio cuerpo, como una política de estado. Hoy estamos tan carentes de políticas para las personas con discapacidad”. Que importante sería que las personas con discapacidad puedan protagonizar el lema de la convención: “nada de nosotros, sin nosotros”, y ese puede ser el lema más sexual de toda la charla.
Silvina Peirano es Orientadora sexual en discapacidad, profesora en educación especial, creadora del grupo de Facebook Mitología de la sexualidad especial y del blog Sex Asistent. Además, ha escrito diversos artículos sobre la temática.

Acerca de maurosoto

Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional de Salta. Integrante de la C.I.Pe.Di desde el año 2011. Subcoordinador de la subcomisión de Accesibilidad Comunicacional y Bibliotecas Accesibles.

Deja un comentario